Canterlot: Foro de My little pony en español!


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseChat del foro!

Comparte | 
 

 Caos y Orden Capitulo 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Sorin Vent
Filly
Filly


Fecha de inscripción : 22/03/2012
Edad : 21

MensajeTema: Caos y Orden Capitulo 3   Sáb Abr 07, 2012 4:05 pm

Capitulo 3: Una Reunión Familiar


Luego de aquella despedida paso muy poco tiempo para que se escuchara el sonido de ese pitido estruendoso que los trenes tienen para avisar a sus ocupantes y a los demás de la estación que estaba a puto de partir.

Mientras tanto en el extremo mas alejado del parque donde se encontraba un joven unicornio pasmado aun por lo sucedido con AJ se percato de aquel chirrido tan característico de los trenes lo cual le aviso el corto tiempo que le quedaba para que partiera su tren por lo cual se apresuró lo mas que podía a la estación, atropellando un par de ponis en su camino sin querer, y así no perder su lugar en aquel transporte que tanto necesitaba para desvelar los misterios del diario, que en su estadía en el pueblo se había olvidado completamente de su existencia, para por fin cumplir el objetivo que se planteo hace ya un par años y del cual a dado cada esfuerzo posible.

Corriendo lo más rápido que él podía, llego justo a tiempo para abordar el tren casi en plena marcha para luego ubicarse en su asiento solo esperando a que el tren no tuviera mas contratiempos y llegara a Canterlot lo mas rápido posible.

El viaje desde ese punto en adelante transcurrió normalmente, demorándose unas pocas horas en llegar a Canterlot el cual consumió leyendo tanto el diario como el libro que había conseguido en Ponyville.
En lo que Sorin pensó en como afrontarse a sus padres y de cuanto tiempo estuvo alejados de ellos ya que, por su ímpetu reprimido de viajar y conocer el mundo además de su historia, tan pronto aprobó y obtuvo su titulo se fue de su casa muy a pesar de sus padres que, por obvias razones, no querían que su pequeño se fuera de su lado o por lo menos eso creía, además de no saber que cambios hubo en ellos estos últimos años y si serian capases de reconocerlo.
Pasaron las pocas horas de viaje que le quedaban y desde lo lejos vislumbraba un tanto atónito la gran capital de Ecuestria que hace mucho no veía.

Mientras el tren llegaba a la estación su corazón le dio un vuelco brusco intentando darse a la idea de como hablarle a su padre sobre el diario-“Por Celestia, ni siquiera sabría como hablarle a el de lo que sea después de tantos años separados e incomunicados”-Pensó este aun con su corazón alborotado-“Solo espero que hubieran comprendido el por qué tenia que irme. El porque era tan importante para mi descubrir por mi mismo tanto este mundo como el del pasado”-Se respondía a si mismo intentando ver como afrontar esta difícil situación fraternal de las que de niño intentaba rehuir aun con su propio padre.

Luego de eso el tren se detuvo en su andén cerca del palacio y los conductores les pedían a los pasajeros que bajaran en la estación. Al escuchar el anuncio Sorin tomo sus cosas y guardo los libros en su mochila y mientras bajaba a la estación empezó con paso firme a dirigirse a la ciudad para empezar las averiguaciones de donde se encontraba su familia ya que aun teniendo las palabras de su padre marcadas en la memoria de nunca mudarse de Canterlot, no sabría con exactitud si en estos años no habría cambiado de idea.

Después de media hora buscando la vieja casa de sus padres para buscar ahí primero termino perdido ya que en estos años tanto el palacio como las calles habían cambiado mucho por lo cual era aun mas difícil ubicarse entre las casas nuevas y los edificios viejos que aun recordaba. Intentando pedir ubicación a los distintos habitantes los cuales no pudo sacar mucha información hasta que se topo con un viejo conocido.

-“Disculpe señor, usted es residente de por aquí”-Pregunto esto a un mientras meditaba al ver el rostro de aquel unicornio-“Pues si, e vivido en Canterlot durante años y además soy uno de los mas influyentes de aquí”-Jactándose un poco pero sin perder esa condescendencia natural en el-“Bien…Busco a la familia Vent, me preguntaba si usted supiera algo de ellos”-dijo esto aun extrañado al pensar si conocía a aquel poni-“A los Vent…Mmmm…Que asunto tendría que atender un potro como tu con aquella familia”-Pregunto este extrañado-“Es que ellos son mi familia y e estado viajando por mucho tiempo y no e podido acordarme bien donde se encontraba mi casa por lo muy cambiado que esta tanto el palacio como la ciudad”-Respondiendo este a su interlocutor el cual se le empezó a formar una gran sonrisa al igual que se le notaron unos brillos en los ojo-“¡No puede ser, no puede ser!”-Haciendo una pausa para recuperar el aliento-“Como pude ser tan lento, como no reconocer al hijo de mi buen amigo Vent”-Respondió este muy efusivamente mientras intentaba abrazar a Sorin quien se reusaba con una cara de extrañeza-“Lo siento señor, pero no me parece prudente que se burle de mi de esa forma”-Dijo este al extraño que aun así le parecía familiar-“No es ninguna broma hijo, ¿O es acaso que no recuerdas a tu tío Fancypants?”-Termino este en lo que al joven unicornio le empezaron a funcionar las neuronas recordando aquel nombre que le trajo tanto buenos como malos recuerdos, aunque los malos eran principalmente cuando lo delataba con su padre por sus travesuras, él era un gran amigo de la familia en especial de su padre.

-“Han pasado años desde que no te veía, as crecido bastante en este tiempo fuera”-Dijo esto mientras caminaba por las calles de aquella magnifica ciudad
-“Si…Años han pasado…y e cambiado mucho”-Dijo Sorin pensando que ni su tío, que aunque no fueran familiares lo trataba como tal, no pudo reconocerlo que reacción podría esperar de su padre.
-“Bueno aquí estamos, en la “vieja casa” de los Vent”-Diciendo esto en forma de broma ya que aunque el diseño era viejo esa casa mas parecía una mansión ya que era una de las mas grandes de la calle al igual que la mas elegante.
-“Gracias tío Fancypants, espero que podamos hablar en otro momento”-Termino Sorin despidiéndose de su acompañante aun con esa expresión de preocupación marcada tanto en su cara como en sus ojos-“No me des las gracias, aria cualquier cosa por los Vent, en especial por el pequeño Sorincito”-Culmino Fancypants con una pequeña risa educada de la cual Sorin no le encontró gracia-“Ja, ja, ja. Muy gracioso, todos saben en especial tu que no me gusta que me digan así”-Dijo Sorin cambiando su expresión por una enojada-“Jajajajaja. Lo se lo se, solo quería que cambiaras esa cara de preocupación, sé que tu padre entenderá sea cual sea el problema, además mándale unos saludos de mi parte”-Despidiéndose de esta forma Fancypants mientras se alejaba retornando a su camino original pero que dejo al pequeño unicornio mas tranquilo.

Pasados unos minutos de duda Sorin se dispuso a tocar el timbre que al poco tiempo recibió una respuesta desde el otro lado-“Espere un momento, lo atiendo de inmediato, espere“-Era una vos femenina la cual Sorin ase años no escuchaba y añoraba profundamente.
Mientras Sorin esperaba ansioso la puerta se abrió lentamente mostrando tras de ella una poni terrestre de contextura delgada y alta, de larga crin color rojo con unos mechones, al igual que el, mas rojizos que otros y de piel de un tono amarillo muy brillante que hacia resaltar sus hermosos ojos café, además de su cutie mark en forma de un corazón vendado con un nudo mariposa muy lindo.
-“Hola…Mamá”-Esas fueron las ultimas palabras que salieron de la boca de Sorin mientras veía a su madre con los ojos lagrimosos que se apresuró a abrazar a su pequeño, un abrazo que se extendió por largos minutos pero que a ninguno le importaba alargar lo mas posible intentando recobrar los años separados que habían tenido-“Sorin, hijo…Cuanto tiempo a pasado mi pequeño, tengo tantas cosas que contarte, muchas cosas aquí han cambiado desde que te fuiste”-Dijo así la madre de Sorin mientras se empezaban a separar de su largo abrazo y desde el interior de la casa se empezaban a escuchar llantos que en un principio inquietaron a Sorin pero luego se percato de que se trataban-“Y entre esos cambios que te dije, bueno, ahí esta uno de ellos”-Continuo ella con una sonrisa que mostraba una gran alegría ya que detrás de ella se encontraban dos pequeños potrillos, que eran prácticamente bebes, uno mas grande que el otro pero que no superaban el año de diferencia.
Sorin quedo atónito pero alegre por lo que veían sus ojos y mientras intentaba articular palabras de su boca solo salieron unos balbuceos que solo hicieron sacarle una pequeña risa a su madre la cual continuo-“Te quiero presentar a tus hermanos menores hijo”-En lo que trajo en su hocico al mas pequeño, que no pasaba de los tres meses de haber nacido, era un unicornio al igual que el pero este había heredado el pelaje amarillo de su madre al igual que sus ojos pero esta tenia una melena castaña, en lo cual ella continuo con la presentación-“Este pequeñín de aquí es Starmint, la mas joven como abras notado y nació hace apenas tres meses y medio”-Terminado esta dejando a la pequeña al lado de su hermano mayor para que se conociesen.
En cuanto la pequeña vio a Sorin se le empezó a acerca poco a poco mirando frecuentemente a su madre mientras esta le hacia señas con su pata para que siguiera adelante y para cuando ella llego al alcance de Sorin lo primero que hizo él fue acercar su cabeza a la de ella para acariciarla y que tuviera así su primer contacto con su hermano mayor, lo cual salió de maravilla ya que ella pareció reconocer ese tacto familiar que había entre ambos. Mientras tanto la madre de ambos los miraba a la distancia con una sonrisa de satisfacción y alegría, pero que tuvo que detener para poder presentarle a su otro hermano que se encontraba mirando escondido detrás de su madre.
-“Bien, es tiempo de que conozcas a tu otro hermano Sorin”-Dijo esta mientras acercaba a un potrillo, que como había mencionado antes no superba el año de diferencia con respecto a su hermana, con su pezuña empujándolo mientras este se resistía.
En cuanto el potrillo estuvo lo suficientemente cerca de su hermano mayor su madre empezó-“Este revoltoso de acá es Mintsun, el nació en poco mas de un año antes de Starmint”-Un poni terrestre como su madre de pelaje grisáceo como el de el pero con una crin de tono anaranjado y ojos azules.
Mientras tanto su madre, que se acercó al pequeño para decirle al oído-“Vamos chiquitín, ve a saludar a tu hermano mayor”- A lo que él se negaba, quizás por miedo o quizás por timidez al conocer a un nuevo poni, pero sea cual sea el problema aquel potrillo en ves de acercarse a Sorin intentaba ponerse detrás de su madre como una forma de protegerse.
Al percatarse de eso Sorin intento tomar la iniciativa en esta ocasión acercándose al potrillo intentando hablarle a lo que el solo retrocedió aun desconfiado.
Al ver que hablarle e intentar acariciarlo no funcionaba tomo otro rumbo de acción y empezó a rebuscarse los bolsillos para encontrar unos dulces que alcanzo a comprar en sugarcube courner ,mientras paseaba con Applejack, para intentar llamar la atención de forma más positiva en lo su madre también ayudaba incitando a Mintsun a que aceptara el regalo.
De a poco Mintsun se fue acercando a Sorin que aun estaba al lado de su hermana. Cuando estuvo al lado de su hermana este se sentó en lo que Sorin dividía los dulces, que no eran pocos, entre Starmint, Mintsun y el. No paso mucho para que los potrillos le tuvieran mas confianza en su hermano que a su ves, se los agradeció con un cálido abrazo y unas carisias en sus melenas.
Ese seria el recuerdo más hermoso que tendría tanto Sorin como su madre después de tan largo tiempo separados, pero que se hicieron nada esos años ante tal escena.
Poco tiempo pasó para que los potrillos tuvieran que irse a la cama, por que con el tiempo que se demoro en pedir indicaciones y encontrar la casa consumió casi toda la tarde, ya que eran cerca de las ocho y media y era pasada la hora de la siesta de los pequeños.
-“Lo siento Sorin, sé que el viaje hasta acá tuvo que ser agotador y te tengo aquí ayudándome a acostar a tus hermanos”-Dijo ella mientras arropaba a Starmint, en lo que Sorin respondió-“No te preocupes por eso, en ves, yo estoy feliz de poder pasar mas tiempo con ellos, además están tan tranquilos que se puede respirar una paz inmensurable alrededor de ellos”-Concluyo el mientras acostaba a Mintsun-“Dices eso ahora pero cuando te toque cambiarlos hay veremos que tan tranquilos y apacibles te parecen”-Diciendo esto la madre de los pequeños mientras se le escapaba una pequeña risa que le contagio a Sorin, pero que por fortuna no fue lo suficientemente fuerte como para despertar a los bebes.
Después de salir de la habitación de los potrillos, Sorin se dispuso a hablar con su madre en la sala. Mientras bajaban las escaleras, ya que las habitaciones se encontraban en la segunda planta, se escucho como se empezaba a abrir la puerta para luego escuchar un llamado de una vos familiar para ambos -“Heartmint ya llegue ¿Dónde esta mi pequeñito solecito rojito?”- Aquel llamado provoco reacciones disparejas. Mientras Heartmint, la madre de Sorin, se alegraba por la llegada de su marido, él se sintió un poco asqueado ya que nunca le gusto la forma tan melosa de hablar de su padre cuando estaba alegre.
Mientras tanto Heartmint bajaba a toda prisa las escaleras, evitando que su galope despertara a los bebes, para recibir a su esposo para darle las nuevas noticias-“Aquí estoy mi terroncito de azúcar acaramelado de menta”-diciendo esto mientras le daba un beso de bienvenida a la casa para proseguir con la noticia-“No sabes a quien me encontré hoy tocando a la puerta”-
-“¿De quien se trata mi pedacito de sol?”-Dijo esto aun con su forma tan particular de hablar-“Mejor dejo que él se presente“-En lo que Sorin bajaba lentamente, aun con el nudo en la garganta que tuvo durante todo el viaje, para saludar a su padre.
-“Hola papá, cuanto tiem…”-Antes de que Sorin pudiera terminar su frase, su padre lo alcanzo con un abrazo casi tan fuerte como para que perdiera todo el aire de sus pulmones-“Sorin…Cuanto as crecido, solo mírate, ya estas hecho todo un semental”-Con los ojos lagrimosos dijo esto el señor Vent-“Lo se papá, lo se…Pero quería venir a verte y hablar algo contigo”-Concluyo Sorin mientras se intentaba separar de su padre aun muy afectivo para su gusto-“No te preocupes, tenemos todo el tiempo del mundo para actualizarnos”-Continuo el señor Vent mientras lo llevaba a la sala donde iba desde un principio con su madre.
-“Bien, antes que nada, cuéntame que a sido de tu vida”-Comenzó el señor Vent-“Se bien porque te fuiste y no hay necesidad de que me expliques nada de eso pero quisiera saber como as estado”-Intentando hacer el ambiente mas agradable el señor Vent, cosa que logro porque de los ojos de su hijo se escaparon unas pocas lagrimas de satisfacción al sentir esa aprobación que tanto necesitaba oír y que hizo caer rendido al suelo, porque por la tensión de como tratar con su padre y con toda la emoción del día agotaron sus fuerzas cayendo en un profundo sueño. Esto provoco en un principio preocupación en sus padres hasta que un estruendoso ronquido les hizo darse cuenta que solo estaba agotado y sin despertarlo lo llevaron a una habitación desocupada, ya que su antigua pieza fue la que ocuparon los potrillos, en la segunda planta en la que durmió plácidamente durante toda la noche, mientras que sus padres lo veían mientras dormía tan plácidamente con nostalgia pensando que en esa cama aun estaba aquel pequeñito que siempre, cuando tenia pesadillas, se iba galopando a su habitación para dormir con ellos. Y así fue durante unas horas hasta que el sueño también los venció.

A la mañana siguiente……

Sorin despertó un tanto aturdido al no reconocer donde estaba ni tampoco los muebles o la habitación en general llegando a pensar que lo de anoche solo fue un sueño hasta que vio una foto colgada en la pared en frente de él, era una foto de cuando aun vivía con ellos de muy pequeño y ahí pudo darse cuenta de que lo que paso anoche no fue para nada un sueño, poco demoro en darse cuenta de una bandeja con comida junto a una nota cerca de la puerta de su habitación. Mientras se intentaba levantar de su cama, pudo percatarse de un reloj que marcaba cerca de las diez y media de la mañana, fue de a buscar la bandeja para servirse y leer la nota que decía:

“Buenos días hijo, como te dije anoche, sé que tu viaje fue agotador y por eso te dejo esta deliciosa comida acá servida, yo me tengo que ir al hospital ahora y supongo que no estaré aquí cuando despiertes pero tu padre pidió el día libre solo para poder pasar mas tiempo contigo. Pásalo bien hoy, nos vemos en la noche”

-“Típico de mamá, no puede dejar de lado a sus pacientes en el hospital por mucho que le pidas que se quede contigo un rato mas”-Pensó para si mismo Sorin mientras daba sorbos a su tasa de leche bien caliente y daba un suspiro de alivio-“Eso significa que ella tampoco a cambiado mucho estos años…Y me alegra, porque si no fuera así, no seria la madre que tanto quería y respetaba”-Aun pensando para si mismo recordando aquella época en donde ella le enseño a poder, y en especial tener, que ayudar a la gente que lo necesita aun a costa de tu tiempo o recursos como ella lo hacia con sus pacientes todos los días, que los trataba a cada uno como si fueran parte de su propia familia en lo que duraba su recuperación y saliendo del hospital con una gran sonrisa bien marcada en sus rostros además de mejor salud de como estaban antes de entrar, por un tiempo se acordó que corría el rumor que si su mamá trataba a algún poni, sea cual sea su enfermedad , el o ella llegaba a vivir mucho mas y mejor después de sus cálidas atenciones.

Luego de terminar su desayuno y dejar las cosas de nuevo en la bandeja, se dispuso a llevarla a la cocina para lavarlos, pero en el camino a la cocina se topo con su padre el cual se puso muy alegre al ver a su muchacho ya despierto y al ver la bandeja en su hocico se ofreció a ayudar a limpiarlos con el como en los viejos tiempos, ya que aunque su mama cocinara de maravilla siempre dejaba un desastre en la cocina además también como siempre andaba apurada por los quehaceres del hospital no tenia tiempo para ordenarlo por lo que regularmente Sorin y su padre se encargaban del labor de no solo limpiar la cocina sino que también el resto de la casa, cosa que les daba tiempo de hablar para así no fuera tan pesado el trabajo en una casa tan grande como era aquella.
Ya en la cocina, mientras Sorin lavaba los platos y el señor Vent los secaba para luego guardarlos empezaron una pequeña charla para pasar el rato.
-“Y dime Sorin, en estos años imagino que habrás conocido a muchos ponis supongo”-Comenzó el señor Vent.
-“No solo ponis papá, como anduve tanto dentro como fuera de Ecuestria, conocí tanto a grifos de diversas tribus como razas muy inteligentes de dragones e incluso hice una expedición en el mar profundo, no sabes que cosas encontré ahí”-Concluyo Sorin con sus ojos difuminados en los magníficos paisajes y recuerdos de aquellos viajes en lo que su padre solo lanzo una risa de gozo y alegría”-Jajajajajaja. Así que, aun que estudiaras para historiador, sigues los pasos de tu viejo padre jajajajajaja no podría estar mas orgulloso de mi hijo”-Aun con su risa tan alegre y no era para menos por el orgullo que sentía por su hijo en ese momento ya que el siendo arqueólogo también izo esa misma clase de cosas y expediciones solo por saciar su sed de aventura que aun con la edad no perdía sus dotes de aquel joven semental de piel grisácea y melena dorada con su casco tan especial se metía en las cuevas o templos solo para recuperar sus valiosos tesoros y exponerlos en los mejores museos de Ecuestria.
-“Gracias papá, sé que no te gusto mucho que estudiara para historiador en ves de arqueología pero me alegra que lo hallas aceptado”-Diciendo esto mientras ponía su cabeza encima de la melena de su padre ya que aunque hubiera pasado tanto tiempo y hubiera viajado tanto aun era muy joven como para no tener un momento intimo con su padre. Después de separarse y terminar con los platos, ambos se dispusieron con el aseo de la sala que era mas una juguetería que sala, mientras se acervan Sorin tropezó con un libro que le pareció familiar y no era por menos siendo una de las sagas mas famosas que escribió su padre.
-“Papá, mira con que me tope, uno de tus primeros números de”Daring Do”…Estuve gran parte de mis viajes leyendo tus aventuras”-Diciendo esto mientras sostenía el libro en su pezuña, ya que aun siendo un unicornio le gustaba sentir las cosas con sus propias pezuñas en ves de ir levitando todo a su alrededor, mientras miraba a su padre el cual solo soltó una pequeña risa para si mismo-”Sorin… ¿Por qué tu tendrías que leer en mis libros mis aventuras? Si ya te e contado cada una de ellas e incluso algunas de las que aun no e publicado”-Continuo el señor Vent mientras tomaba el libro y lo ubicaba con los demás-“Es que siempre tus libros los escribes de una forma muy distinta a como tu me contabas tus historias”-
-“Además de que, a diferencia tuya, el personaje es una yegua mas joven que tu pero en las mismas aventuras tuyas ya mas viejo por ejemplo. Y que solo tenia la melena gris además de que ella era una pegaso y lo único en que coinciden es en tu cutie mark”- Terminando esto indicando la rosa de los vientos en el costado de su padre a lo que el respondió.
-“Lo se hijo, sé que en si no aparezco tal cual soy en mis historias, pero comprende que un poni como yo a esa edad no era muy atractivo para el publico…”-Haciendo una pausa mientras miraba a su hijo con una sonrisa un tanto maliciosa-“Además al publico les parece mas atractiva una linda yegua ¿No te parece a ti acaso?”-En ese momento Sorin se percato a donde iba con ese tema a lo que intento eludirlo…-“Hee…Bueno tienes razón, porque no mejor continuamos limpi…”-
-“Ya conociste a alguna yegua “Interesante” en tu viaje”-Dijo tajantemente su padre.
-“Ar este desastre… (Maldición, siempre se me adelanta)”-Sin éxito y pensando para si mismo lo ultimo.
-“Bueno, mas que nada estuve viajando de forma muy constante e hice varios amigos, pero solo temporalmente y no alcance a conocer a nadie en profundidad realmente…”-Haciendo una pausa mientras pensaba en lo que diría a continuación.
-“Lamento oír eso, sé que tu investigación debe ser importante pero lo es igual hacer amig…”-Intentado consolar a su hijo, el señor Vent fue interrumpido por este.
-…Excepto una poni…Una poni terrestre que conocí en Ponyville…Le prometí que algún día nos volveríamos a encontrar”-Confeso Sorin sin poder mirar a los ojos a su padre por la pura vergüenza, ya que él no es muy bueno en lo que se trata de emociones y no sabe bien como expresarse-“Pero lo que no puedo resolver es si volver a verla o no…No sé que me pasa…”-En lo que el señor Vent se puso con una cara mas seria y levantando su pata y le dio un golpe en la cabeza que no fue ni tan fuerte, pero fue lo suficiente como para que Sorin saliera de sus pensamientos y le prestara mas atención a su padre el cual empezó a hablar.
-“¿Qué te hemos enseñado durante tantos años tu madre y yo?...Si le hiciste esa promesa a ella tendrás que cumplirla, además de que entiendo lo que te pasa y se bien que en un principio es complicado pero aquí tienes a tu padre para aconsejarte”-Concluyo así el señor Vent su discurso, aligerándose un poco al final, para luego poner la misma pezuña que uso para golpearlo, poniéndola sobre su lomo en señal de confianza.

Pasaron unas pocas horas en que Sorin y su padre platicaron sobre su estancia en Ponyville mientras terminaban de limpiar la casa y acostar a los bebes. Pudieron poner todo en orden, tanto la casa como lo que sentía Sorin en ese momento, para cuando llegara Heartmint del hospital y mientras esperaban en medio de la sala, agotados el señor Vent empezó a contar una vieja historia a su hijo.
-“Dime Sorin ¿Alguna ves te conté como fue que nos conocimos tu madre y yo?”-
-“Creo que si me lo contaste hace mucho, pero sinceramente no me acuerdo muy bien como iba la historia”-
-“Bien, dime de que te acuerdas exactamente”-
-“Me acuerdo que dijiste que la conociste en una exploración en busca de un rubí o algo así”-
-“En realidad era mas bien un zafiro, la piedra zafiro, fue una de mis mas grandes aventuras y no solo digo eso por haber superado todas esas trampas y vencer a ese saqueador desgraciado que buscaba aquel gran tesoro histórico, no fue por eso, lo que hizo a esa aventura la mas especial fue que cuando me instale con mi equipo, me aventure solo a la jungla en busca del zafiro y luego de recorrer unos kilómetros me sorprendió un desliz de tierra que me rompió el cuerno, cosa que me impedía usar mi magia sin hacerme daño, tuve que pasar cada trampa y reto con agilidad y astucia pero aun recuperando el zafiro termine muy mal herido cuando llegue al campamento”-Hizo una pausa para que pudieran Sorin y el sentarse en unos sillones de la sala.
En lo que se ubicaban el señor Vent continuo con su historia-“Bien ¿En que iba?...Haa, si claro, en la parte de cuando me junte con mi equipo en el campamento…Lo curioso de eso era que en realidad no los conocía bien ya que, mi buen amigo, Fancypants era el que se encargaba de conseguir y contratar a mi equipo que incluía además de otros tres arqueólogos, un historiador, como tres o cuatro científicos que trataban con las piezas mas delicadas de los tesoros entre otros. Nunca pude mantener a un equipo por mas de dos o tres expediciones ya que no podían seguirme el paso y por eso le delegue su selección a tu tío porque era su especialidad elegir lo mejor de lo mejor, pero bueno creo que me e desviado del tema demasiado, veamos…Cuando por fin llegue al campamento, los nuevos no tenían idea de lo que me había pasado y no estaba en condiciones de contarles lo sucedido así que solo les di la estatuilla y me desplome en el suelo frente a ellos, lo ultimo que recuerdo de eso fue como todos empezaban a correr de un lado a otro y como un resplandor amarillo me encegueció antes de perder el conocimiento”-Haciendo otra pausa mientras miraba una foto encima de la chimenea con una sonrisa cálida en su rostro, una foto vieja pero que traía tantos buenos recuerdos de dos jóvenes amores.
Dando un suspiro antes de continuar-“Después de unas horas desperté dentro de una tienda medica que estaba instalada en el campamento, ya que me percate de eso al mirar la obvia cruz roja gigante puesta justo sobre mi, y lo primero que intente hacer fue levantarme para sentir como todo mi cuerpo se estremecía de un dolor punzante, en especial en mi cuerno que sentía que se me iba a caer, después de esa agradable experiencia me dedique a intentar dormir en lo que de repente apareció atrás de una cortina una de las criaturas mas hermosas que hubiera visto en toda mi vida, mas hermosa que la piedra zafiro por la que arriesgue mi vida o por cualquier otro tesoro perdido o lo que sea en realidad, al verla solo pude quedarme pasmado como tonto mientras ella se acercaba con una bandeja llena de instrumentos como jeringas, escalpelos, vendajes entre otras cosas que no sabría mencionar, pero bueno lo importante fue lo que paso luego…Para empezar ella me empezó a preguntar cosas como ¿Dónde me había metido? o ¿Cómo fue que me hice estas heridas? Y preguntas de ese tipo pero que por alguna razón no podía responderle en ese momento y solo podía mirarla con una cara de que ni te cuento, por un momento creo que pensó que tuve un derrame cerebral o algo así por la expresión que tenia, pero luego de que ella estaba a punto de irse me avispe y antes de que se desvaneciera detrás de aquellas cortinas le pedí, o mas bien le grite no estoy seguro (Risa Penosa), pero eso fue mas que suficiente como para que se quedara un rato mas al lado mio…Supongo que es obvio de quien estoy hablando ¿Cierto Sorin?”-Diciendo esto ultimo mirando a su hijo para ver si entendió el hilo de la historia.
-“Pues claro que si papá ¿Qué clase de tonto crees que soy?“-Respondió Sorin un tanto indignado por la forma de referirse a él.
-Lo siento, lo siento…La ultima ves que te conté esta historia, tu estabas demasiado perdido como para que continuara, pero supongo que fue por lo muy niño que eras en ese entonces, jajajajaja. Bueno debería continuar con la historia cierto, a ver ¿Por donde iba?”-
-“Ibas en la parte en que empezaste a hablar con mamá por primera ves sin esa cara de tonto ¿Entendido?”-Concluyo Sorin aun indignado pero que intentaba tomar la situación con un poco de humor lo cual entendió su padre.
-“Cierto, cierto…Luego de por fin llamar su atención ella pensó por un momento que me pasaba algo grave por lo cual me volvió a intentar preguntar cosas en lo que yo la detuve para decirle que solo quería hablar con ella y que mis heridas no me afectaban tanto como ella creía, cosa que la alivio en extremo porque, aunque Fancypants siempre elegía lo mejor de lo mejor, el doctor de turno para esta expedición se accidento una semana antes por lo cual le cedió su lugar a su estudiante mas dedicada pero aun así yo era su primer paciente en la vida real, aun así le pedí que se quedara a platicar conmigo para poder pasar el rato…Nunca imagine que ese rato seria el principio del resto de mi vida, prácticamente nos quedamos toda la noche hablando de cosas como de donde veníamos, que era lo que buscábamos en este mundo, nuestros gustos y cosas por el estilo pero lo que mas me sorprendió fue su dulce aliento a menta a lo que ella era casi adicta, pero en el buen sentido no te creas cosas raras, imagínate que si no fuera por esa vieja tradición de mi familia tu nombre pudo haber sido Mint Blast o Seamint o algo así pero que tuviera menta dentro de ella”-Terminando de decir esto ambos explotaron en un mar de risas por ese ultimo comentario.
-“Y que paso luego de eso papá”-Pregunto Sorin muy emocionado.
-“Bueno, si tu quieres te cuento como ella cayo rendida ante mis en cantos masculi…”-De pronto el señor Vent se quedo cayado con su mirada fija en la entidad que emergió de la oscuridad detrás del asiento de Sorin…Era Heartmint que había vuelto de trabajar y estuvo escuchando desde ase gran parte de la historia escondida detrás de la puerta para sorprenderlos cuando tuvieran la guardia baja, en especial al señor Vent.
-“Así que, yo caí bajo tus en cantos masculinos y todo eso ¿O no querido?”-Diciendo esto con una mirada entre truculenta y maliciosa-“Si no mal recuerdo, de masculino en ese momento no tenias mucho, ya que con todo el cuerpo magullado y tu cuerno herido, aunque fue mas que nada un rasguño que exagero demás tu padre, no eran exactamente mi definición de masculinidad sino de mas bien una actitud infantil porque cuando tenia que poner la pomada en tu cuerno te quejabas mas que cualquiera de tus hijos y te ponías demasiado emocional algunas veces”-Riéndose en esta ultima parte.
-“Cariño, no le digas esas cosas de su padre a Sorin, no quiero que piense mal de mi”-Continuo el señor Vent un poco avergonzado por lo que dijo Heartmint.
-“No tienes nada de que apenarte querido, al final ese lado sensible y un poco infantil fue lo que me engancho a ti, además de que tu fuiste mi primer paciente”-Mostrando una reluciente sonrisa que puso fin al tema de como se conocieron.

Pasaron pocos minutos en los que Heartmint les conto a ellos como le fue en el trabajo y en como ellos platicaron de padre a hijo durante toda la tarde además de la nueva “amiga” de Sorin, el cual por algún extraño motivo el mencionar el tema se empezó asentir mal y se fue para su habitación dejando solos a sus padres los cuales al poco tiempo también fueron a dormir ya que ambos tendrían que ir a trabajar al otro día y dejarían a Sorin a cargo de los bebes.

Ese, seria uno de los momentos en la vida de Sorin mas especiales de su vida…Ya que estos momentos no duraran para siempre…
Volver arriba Ir abajo
 

Caos y Orden Capitulo 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Real Orden de Carlos III
» Serie la Orden de ls Sicari - Monica Burns
» Orden del Santo Sepulcro.
» KOF Capitulo 1 - all out (fandub español latino)
» Fandubs de La Orden de los Fandubs Negros

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Canterlot: Foro de My little pony en español! :: Canterlot :: Fanarts & Fanfics de la Comunidah-